06 abril, 2015

Ángeles caídos, de Susan Ee

Han pasado seis semanas desde que los ángeles del Apocalipsis descendieron para demoler el mundo moderno. Las pandillas callejeras gobiernan los días mientras el miedo y la superstición controlan la noche. Unos ángeles guerreros se llevan consigo a una indefensa niña pequeña, pero Penryn, su hermana de diecisiete años, hará lo que sea para recuperarla. Cualquier cosa, incluso llegar a un pacto con un ángel enemigo. Raffe es un ángel que se encuentra a punto de sucumbir a manos de otros ángeles rivales y sin alas con las que defenderse. Después de librar sus propias batallas durante eones, se encuentra a sí mismo siendo rescatado de una situación desesperada por una adolescente medio hambrienta. Viajando a través del ahora oscuro y retorcido Estado de California del Norte, solo se tendrán el uno al otro para sobrevivir. Juntos, viajarán al bastión de Los Ángeles en San Francisco, donde ella lo arriesgará todo para rescatar a su hermana y él se pondrá a merced de sus más grandes enemigos para recuperar su grandeza perdida.

Leí Ángeles caídos porque había oído que era muy bueno y muy original, y desde el primer momento me enganchó. Además, es un libro que se lee muy rápidamente y en dos días lo había terminado. Sin embargo, a medida que avanzaba la historia me sentía más y más frustrada y el final me dejó bastante indiferente. Y es que la historia que cuenta es demasiado parecida a otras sagas de este género y Ángeles caídos no me aportó nada nuevo.

Como la mayoría de libros de este estilo, Ángeles caídos está lleno de acción y de momentos de tensión. No podía dejar de leer porque tenía que saber qué pasaría después. Y también como muchos de ellos, en seguida me encariñé con los protagonistas. Penryn tiene claro que tiene que salvar a su hermana y hará lo que sea para lograrlo. Es decidida y fuerte, aunque a veces también es impulsiva y un poco tonta. Por suerte, Raffe es muy listo, además de sarcástico y (¡cómo no!) guapísimo

La cuestión es que ya he leído todo esto antes. No necesariamente en un solo libro, pero no es algo nuevo. Destrózame, La quinta ola, Legend, Bajo el cielo eterno... Algunas se parecen más y otras menos, pero el resultado es que cuando leí Ángeles Caídos tuve la sensación de estar leyendo otra vez la misma historia con personajes muy parecidos.

Otra crítica, y esta es menos personal, es que casi no cuentan nada sobre los ataques de los ángeles. ¿Qué pasó? ¿Cómo atacaron las ciudades? ¿Cómo han llegado a estar en una situación tan precaria en solo seis semanas? Penryn da algunos detalles, pero me pareció que pasaba del tema deliberadamente y me molestó bastante, aunque quizá es porque ya estaba cabreada con el resto de la novela. De todas formas, supongo que en los siguientes libros lo explicarán más.

Así pues, ¿lo recomiendo? Si os gustan las novelas post apocalípticas o distópicas, seguramente Ángeles caídos os gustará bastante. Creo que yo la habría disfrutado mucho más si la hubiera leído hace un par de años, cuando había leído muchos menos libros de este estilo. Sin embargo, si no os gustan mucho este tipo de historias o si estáis buscando una lectura diferente y original, os recomendaría que buscarais otra.