27 enero, 2015

The Unbecoming of Mara Dyer, de Michelle Hodkin

The Unbecoming of Mara Dyer... Ay, no sé ni por dónde empezar. Hay muchas cosas que odié, pero también hay otras que me encantaron. Intentaré explicarme lo mejor que pueda, pero tened paciencia conmigo.
Mara Dyer believes life can't get any stranger than waking up in a hospital with no memory of how she got there. It can. 
She believes there must be more to the accident she can't remember that killed her friends and left her strangely unharmed. There is.  
She doesn't believe that after everything she's been through, she can fall in love.  She's wrong.
Mara despierta en el hospital tras sufrir un accidente. Sus amigos han muerto, pero ella ha conseguido sobrevivir y, de hecho, está prácticamente perfecta a nivel físico. Sin embargo, con amnesia y estrés post-traumático, no puede seguir viviendo en su casa y yendo a su instituto, así que ella y su familia se mudan a otra ciudad donde pueda evitar tener que enfrentarse a diario a los recuerdos del trágico accidente. Pero aunque se hayan mudado, le continúan pasando cosas que no puede explicar y en vez de entender mejor qué le pasa y por qué, cada vez lo tiene menos claro. Por suerte, el cambio de instituto también supone caras nuevas y, en este caso, no puede quejarse de tener como compañero al guapísimo inglés Noah Shaw.

La cuestión con The Unbecoming of Mara Dyer es que tiene dos tramas principales: la primera es la típica relación de la protagonista con el chico malote y guay del insituto al más puro estilo de Crepúsculo; la segunda es una trama paranormal, con un misterio muy interesante y que engancha muchísimo. El problema es que la primera trama ocupa la gran mayoría de la novela, y es una pena porque es más de lo mismo. Quiero decir, puede que Noah os guste mucho (al fin y al cabo, es cierto que es inglés) y la historia os parecerá más o menos entretenida, pero no es nada que no hayamos leído antes. Por suerte, hacía el final del libro por fin empiezan a salir juntos de verdad (y no es ningún spoiler, está clarísimo desde que se menciona el chico por primera vez) y el misterio paranormal cobra más importancia y la novela se pone muy interesante

A lo largo de la novela dudé mucho sobre si leer o no la segunda parte. Hubo muchísimos momentos entre Mara y Noah que me dieron ganas de cerrar el libro (o, en mi caso, apagar el kindle) y mandarlo a la mierda, y hubo muchos elementos de su relación que resultaron demasiado predecibles, artificiales y empalagosos, pero la verdad es que es una novela que me enganchó mucho. Tiene 456 páginas y la leí en un día. Me da un poco de rabia, pero así es. ¿Leeré el segundo? Sí, y de hecho lo estoy leyendo ahora. Desde que terminé el primero le tenía ganas y no he podido aguantarme la curiosidad. Como os digo, dudé mucho mientras leía The Unbecoming of Mara Dyer, pero el final fue demasiado fuerte como para quedarme ahí. De todas formas, no puedo darle una puntuación más alta.


¿Habéis leído The Unbecoming of Mara Dyer? ¿Soy la única que tuvo estos problemas con la novela?

21 enero, 2015

La prova de ferro, de Holly Black y Cassandra Clare

La prueba de hierro, o La prova de ferro en catalán, era un libro que me llamaba mucho la atención. Un libro escrito por Cassandra Clare y Holly Black, protagonizado por un niño que va a una escuela de magia y ­con una trama que a primeras recuerda mucho a Harry Potter. No he leído nada de Holly Black, pero de Cassandra Clare sí, y aunque algunos de sus libros no me convencieron del todo, otros me encantaron. Así que tenía curiosidad y no sabía si La prueba de hierro me gustaría o no, pero quería darle una oportunidad.


Callum Hunt tiene doce años y está a punto de hacer las pruebas para entrar en la escuela de magia Magisterium, pero hará todo lo que pueda para suspenderlas. No quiere entrar en el Magisterium, ya que su padre le ha contado la verdad sobre el mundo mágico y sobre lo crueles que son en la escuela. De todas formas, Call es aceptado en el Magisterium y se ve obligado a ir y a descubrir cómo es realmente el mundo mágico. En la escuela conocerá a Aaron y a Tamara y juntos tendrán que aprender cómo funciona la magia y puede que hasta tengan que enfrentarse al Enemigo de la Muerte.

Creo que es imposible no comparar esta saga con Harry Potter, pero os recomiendo que leáis La prueba de hierro con una mente abierta. Aunque tiene muchos puntos en común con Harry Potter y cuando lo leí no pude evitar pensar "este es el equivalente a Ron" y "este al de Hermione", es lo suficientemente distinto como para poder disfrutarlo. Además, este es solo el primer libro de la saga y estoy segura de que en las siguientes partes se diferenciará más de Harry Potter.

Lo mejor del libro fue ir descubriendo poco a poco cómo eran de verdad los personajes. Al principio me parecieron los típicos personajes estereotipados, pero a lo largo de la novela se desarrollaron bastante y unos cuantos me sorprendieron gratamente. También tengo que decir que hubo otros que no me cayeron bien, como Call, que me pareció muy irresponsable e infantil a veces, pero es que en realidad solo tiene doce años, aunque se me olvidara a menudo. En cuanto a la trama, es cierto que La prueba de hierro es la primera parte de la saga, pero la primera mitad de la novela fue demasiado lenta para mí y un poco demasiado introductora. Sin embargo, cuando empieza la acción se pone muy interesante y, aunque no tenía esa sensación de "necesito continuar leyendo para ver qué pasa", me enganchó mucho más.

¿Lo recomiendo? Sí. La historia no es la más original, pero aun así me sorprendió mucho. Si todavía tenéis el mono de Harry Potter, quizá deberíais probar con esta saga. No es Harry Potter, pero cuando lo leía tenía una sensación parecida a la que tuve con Harry Potter. Quizá porque lo leí también en catalán, pero la narrativa me gustó mucho y me recordó a lo que leía cuando era pequeña. Si lo hubiera leído con unos cuantos años menos lo habría disfrutado más, pero la verdad es que lo disfruté mucho igualmente. 

Antes de terminar, quería comentar algo sobre la traducción al catalán. Leo muy pocos autores catalanes y no suelo leer traducciones al catalán por miedo a que no resulten naturales, que es lo que me ha pasado alguna vez. Creo que si sois catalanes sabréis a qué me refiero y puede que incluso estéis de acuerdo conmigo. De todas formas, en este caso no he tenido ningún tipo de problema y creo que seguiré leyendo esta saga en catalán

¿Habéis leído La prueba de hierro? ¿Qué os ha parecido?

07 enero, 2015

He descubierto los audiolibros y creo que me encantan

El otro día terminé de leer y escuchar Bossypants, de Tina Fey, y estuve un buen rato flipando porque era el primer audiolibro que lograba terminar. Ahora que me he sentado a escribir esto, me doy cuenta de que no es el primero, y en realidad tampoco el segundo. Resulta que el año pasado leí dos libros acompañados de sus respectivos audiolibros y, no sé cómo, lo había olvidado. Así que Bossypants es el tercer audiolibro que escucho, pero aun así os voy a contar qué tal y por qué me ha gustado tanto.

Los primeros dos libros que leí acompañados de sus audiolibros fueron L'étranger, de Albert Camus, y Ni d'Éve ni d'Adam, de Amélie Nothomb. Eran los primeros libros que leía en francés y aunque no eran largos, me costaba no distraerme con tonterías y tenía que leerlos en un par de días porque me los dejé para el fin de semana anterior al examen. Así que escuché los audiolibros mientras los leía, lo cual me ayudó mucho porque así me concentraba más y no podía darme el lujo de desconectar unos minutos, y además me permitió practicar el listening. Ambas fueron experiencias positivas y tuvieron sus ventajas pero, como veis, me olvidé a los pocos meses.


Sin embargo, Bossypants me ha impresionado mucho. Se trata de unas memorias de Tina Fey, a quien seguramente conoceréis por Saturday Night Live, 30 Rock o, como es mi caso, Chicas malas. Lo único que sabía de ella era que había escrito Chicas malas y que era muy famosa, así que os podréis imaginar que compré su libro porque estaba de oferta y porque no tengo fuerza de voluntad. Había leído reseñas que recomendaban mucho el audiolibro, que también está narrado por Tina Fey, y al final me animé.

El libro está repleto de sarcasmo y exageraciones, lo que supongo que es su humor habitual. Y es gracioso, es un tipo de bromas que a mí me gustan, pero son diez mil veces más graciosas cuando las oyes que cuando las lees. Esto es lo que hace que Bossypants se tenga que leer y escuchar a la vez, porque aunque las bromas que leas te harán sonreír, las que oigas con la voz de la autora misma te harán reír a carcajadas. Y digo que se tiene que leer y escuchar a la vez porque no creo que escucharlo solo sea fácil. Quizá es que yo me distraigo con facilidad con los audiolibros, pero me cuesta seguir el hilo si no estoy leyendo el texto a la vez. Además, Tina Fey habla a una velocidad considerable, lo cual tampoco facilita la tarea. Así que el texto y el audio por separados, bien, pero juntos ganan mucho.

Creo que a partir de ahora intentaré leer y escuchar más memorias, si es que los audiolibros están narrados por el autor. De momento ya tengo en la lista a How to Be a Woman, que lleva en mis estanterías a medio leer casi un año, Yes, Please! y Is Everyone Hanging out without me?. Ya os contaré más adelante cómo van estas lecturas, pero de momento les tengo muchas ganas. 

¿Cuál es vuestra experiencia con los audiolibros? Si os gustan y tenéis alguna recomendación, ¡me encantaría que me la dejarais en un comentario!