21 enero, 2015

La prova de ferro, de Holly Black y Cassandra Clare

La prueba de hierro, o La prova de ferro en catalán, era un libro que me llamaba mucho la atención. Un libro escrito por Cassandra Clare y Holly Black, protagonizado por un niño que va a una escuela de magia y ­con una trama que a primeras recuerda mucho a Harry Potter. No he leído nada de Holly Black, pero de Cassandra Clare sí, y aunque algunos de sus libros no me convencieron del todo, otros me encantaron. Así que tenía curiosidad y no sabía si La prueba de hierro me gustaría o no, pero quería darle una oportunidad.


Callum Hunt tiene doce años y está a punto de hacer las pruebas para entrar en la escuela de magia Magisterium, pero hará todo lo que pueda para suspenderlas. No quiere entrar en el Magisterium, ya que su padre le ha contado la verdad sobre el mundo mágico y sobre lo crueles que son en la escuela. De todas formas, Call es aceptado en el Magisterium y se ve obligado a ir y a descubrir cómo es realmente el mundo mágico. En la escuela conocerá a Aaron y a Tamara y juntos tendrán que aprender cómo funciona la magia y puede que hasta tengan que enfrentarse al Enemigo de la Muerte.

Creo que es imposible no comparar esta saga con Harry Potter, pero os recomiendo que leáis La prueba de hierro con una mente abierta. Aunque tiene muchos puntos en común con Harry Potter y cuando lo leí no pude evitar pensar "este es el equivalente a Ron" y "este al de Hermione", es lo suficientemente distinto como para poder disfrutarlo. Además, este es solo el primer libro de la saga y estoy segura de que en las siguientes partes se diferenciará más de Harry Potter.

Lo mejor del libro fue ir descubriendo poco a poco cómo eran de verdad los personajes. Al principio me parecieron los típicos personajes estereotipados, pero a lo largo de la novela se desarrollaron bastante y unos cuantos me sorprendieron gratamente. También tengo que decir que hubo otros que no me cayeron bien, como Call, que me pareció muy irresponsable e infantil a veces, pero es que en realidad solo tiene doce años, aunque se me olvidara a menudo. En cuanto a la trama, es cierto que La prueba de hierro es la primera parte de la saga, pero la primera mitad de la novela fue demasiado lenta para mí y un poco demasiado introductora. Sin embargo, cuando empieza la acción se pone muy interesante y, aunque no tenía esa sensación de "necesito continuar leyendo para ver qué pasa", me enganchó mucho más.

¿Lo recomiendo? Sí. La historia no es la más original, pero aun así me sorprendió mucho. Si todavía tenéis el mono de Harry Potter, quizá deberíais probar con esta saga. No es Harry Potter, pero cuando lo leía tenía una sensación parecida a la que tuve con Harry Potter. Quizá porque lo leí también en catalán, pero la narrativa me gustó mucho y me recordó a lo que leía cuando era pequeña. Si lo hubiera leído con unos cuantos años menos lo habría disfrutado más, pero la verdad es que lo disfruté mucho igualmente. 

Antes de terminar, quería comentar algo sobre la traducción al catalán. Leo muy pocos autores catalanes y no suelo leer traducciones al catalán por miedo a que no resulten naturales, que es lo que me ha pasado alguna vez. Creo que si sois catalanes sabréis a qué me refiero y puede que incluso estéis de acuerdo conmigo. De todas formas, en este caso no he tenido ningún tipo de problema y creo que seguiré leyendo esta saga en catalán

¿Habéis leído La prueba de hierro? ¿Qué os ha parecido?

3 comentarios:

  1. Le tengo mucha curiosidad al ser de Cassandra Clare :)

    ResponderEliminar
  2. No sabía nada del libro pero entre tú y Leara están haciendo que me interese más y más por él, puede que lo lea si lo veo por las librerías de mi país :)

    ResponderEliminar
  3. Te he nominado a los premios dardo en mi blog ^^: http://lalunaenvela.blogspot.com.es/2015/01/premios-dardo-2.html

    Un saludo! =)

    ResponderEliminar