27 octubre, 2014

Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll

Como ya os comenté hace poco, de pequeña odiaba Alicia en el país de las maravillas. La película de Disney no me gustaba nada, pero lo que realmente me molestaba era que cuando la gente me preguntaba cómo me llamaba y yo les respondía, a menudo me soltaban un "¡Ay, como Alicia en el país de las maravillas!" *facepalm*


En resumen, Alicia y yo... pues como que no. El caso es que es un texto que está repleto de juegos de palabras y los profesores de traducción del inglés al español tienen cierta tendencia a ponerte de deberes fragmentos de Alicia. Cuando estaba en primero de carrera ya vimos algún ejemplo que me pareció divertidísimo y ahora me ha vuelto a salir en otra clase de traducción, así que al final me animé y me puse a leer Alicia, que es muy cortito y se lee súper rápido.

No voy a contaros de qué va el libro porque ya lo sabéis todos, pero he de decir que el argumento de por sí no ha llegado a convencerme del todo. Mientras leía Alicia tenía la sensación de que la protagonista saltaba de un lío a otro un poco aleatoriamente y que no había una conexión entre ellos, pero esto no ha impedido que disfrutara mucho de esta lectura. Los personajes y los diálogos eran tan originales y divertidos, que en realidad el argumento pasó a un segundo plano. El humor de Alicia se basa en los juegos de palabras, lo cual a mí me encanta, y en lo absurdo, y no recuerdo haber leído ningún libro tan raro y tan genial.



Con todo, no creo que Alicia en el país de las maravillas sea para todo el mundo. Si no os hacen gracia este tipo de bromas, seguramente no os gustará este libro, así que no os lo puedo recomendar a todos tan tranquilamente. De todas formas, si sí os gusta este tipo de humor, adelante. Y si además sabéis suficiente inglés como para el texto original, todavía mejor. Traducir un libro como este es prácticamente imposible. Por muy bueno que sea el traductor, hay ciertas cosas que no se pueden traducir y este es uno de esos casos. Además, con lo cortito que es (mi edición no llega a las 150 páginas) y lo baratas que son algunas de sus ediciones (¡y en la tienda Kindle está gratis), no tenéis excusa.


25 octubre, 2014

#FridayReads (24/10/2014)

Ahora mismo estoy en uno de esos momentos en los que se te acumulan lecturas a medias y sufres porque quieres leerlas todas y no sabes cómo hacerlo, ¿sabéis? 


Uno de los libros que estoy leyendo es Seccond Chance Summer, de Morgan Matson, porque leí Amy and Roger's Epic Detour el mes pasado y me moría de ganas de continuar con sus libros. Ya os contaré más sobre él cuando lo haya terminado porque tengo mucho que decir, pero el caso es que voy por la página 412 y solo me quedan 56 páginas y aunque tengo muchas ganas de ver cómo termina, me parece que va a ser un final de llorar a lágrima viva y me da un poco de palo, con lo que me lo guardo para cuando tenga un ratito libre este fin de semana.

Otro libro que también tengo a medias es Macbeth, de Shakespeare. Lo empecé hace un par de noches porque no podía dormir y no sabía qué hacer. Todavía voy por el principio, pero es muy cortito y si me pongo las pilas quizá lo termino también.

Y el último es Lolita, que ya os comenté hace poco. Es un libro difícil de leer porque usa un registro más elevado al que estoy acostumbrada y hay unas cuantas palabras que no entiendo, así que me lo estoy tomando con paciencia y voy buscándolas en el diccionario, pero creo que merece mucho la pena.

Estos son mis planes para el fin de semana. ¿Cuáles son los vuestros? ¿Habéis leído alguno de estos?

20 octubre, 2014

El libro que me ha enamorado con un párrafo


Vale, puede que esté exagerando un poco, pero tengo que compartirlo con vosotros. Ayer por la noche empecé Lolita, de Vladimir Nabokov, y llevo desde entonces pensando en el primer párrafo de la novela:

Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of the tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta. 

Y este es solo el primer párrafo, pero el primer capítulo entero (que en realidad son cuatro párrafos, pero vaya) es igual. El mensaje es bastante perturbador, pero pasémoslo por alto por un momento y leamos el fragmento. ¿Soy la única que piensa que es increíble? La verdad sea dicha, solo voy por la página 14 del libro (y tengo que decir que el libro no empieza hasta la página 7), así que todavía es muy pronto para opinar sobre la novela, pero aun así creo que me gustará mucho.

¿Alguno de vosotros la ha leído? Me encantaría conocer vuestra opinión. ¿Y qué pensáis de este primer párrafo? A mí me parece que es uno de los mejores inicios de novela que he leído hasta la fecha.

10 octubre, 2014

#FridayReads (10/10/2014)


De pequeña odiaba Alicia en el país de las maravillas, pero me guardo el porqué para la reseña, y hace un par de años empecé a leer el libro pero solo leí un par de capítulos. Así que mi experiencia con Alicia no era la mejor, pero seguía teniendo ganas de leerlo. El otro día me animé y la verdad es que me está gustando mucho. Está lleno de juegos de palabras y de tonterías completamente absurdas, y me encanta. Según GoodReads voy por el 77%, así que hoy lo termino y espero poder preparar pronto la reseña porque me apetece mucho hablar sobre este libro.

¿Y vosotros? ¿Habéis leído Alicia? ¿Qué estáis leyendo?

07 octubre, 2014

Puffin in Bloom

Cuando vi la colección Puffin in Bloom por primera vez me enamoré de ella, pero no tenía pensado comprar ninguno de los libros porque dos de ellos ya los tengo y porque la verdad es que no necesito los otros dos. Pero al final no lo pude resistir y me compré Little Women y A Little Princess, que estaban a 7,50€ cada uno hasta hace un par de días en Amazon. Ya os contaré cómo lo he justificado en el vídeo que subiré esta tarde, pero de momento os dejo algunas fotos.













05 octubre, 2014

The Infinite Sea (La quinta ola #2), de Rick Yancey

(Contiene spoilers de La quinta ola.)

The Infinite Sea empieza un par de días después del final de La quinta ola. Cassie, Sam, Ben, Ringer, Teacup, Dumbo y Poundcake lograron escapar de Vosch y su campamento alienígena, pero están heridos y no podrán seguir escondiéndose para siempre. Tienen que encontrar un refugio que los mantenga a salvo y, después de pensarlo mucho, deciden dividirse para intentar encontrar tal lugar. Pero pronto se complica más la situación, porque una vez se han separado, ya no les resultará fácil reencontrarse. Y a esto tenemos que añadirle que los alienígenas siguen maquinando sus ataques y que ya está lista la quinta ola, que es la más cruel hasta la fecha.

Así empieza esta segunda parte, y parece que la cosa promete. Sin embargo, The Infinite Sea resultó ser una gran decepción. Empecé la novela sin recordar prácticamente nada de La quinta ola, con lo que anduve muy perdida durante el primer tercio del libro hasta que busqué un resumen en Google. Esto, en realidad, es culpa mía, pero es lo que pasa cuando se tarda un año y medio en publicar la continuación de un libro. Poco a poco fui ubicándome, pero el argumento era muy caótico. Saltaba de narrador con frecuencia y, además, esta vez la escritura de Rick Yancey me molestó un poco. Algo que hace a menudo es insinuar algo en vez de decirlo, pero con The Infinite Sea tuve la sensación de que abusaba un poco de esto y me resultó cansino. Pero la mayor decepción fueron los personajes. Así como en La quinta ola me gustaron mucho, hacía tanto que había leído el primer libro que ya no me acordaba de ellos y no llegué a reconectar con ninguno de los protagonistas

Lo que sí me gustó de The Infinite Sea es que era bastante más psicológica que la primera parte. No hay tanta acción ni tanta pelea como en La quinta ola, más bien se centra en el porqué de los ataques alienígenas. Es decir, con lo fácil que sería exterminar a toda la humanidad de un solo golpe, ¿por qué prefieren ir matando a la gente poco a poco? El problema para mí es que llegó un punto en el que Cassie y Ringer, que cobra mucho protagonismo en esta segunda parte, hacían reflexiones y comparaciones demasiado filosóficas para mi gusto y me parecieron un poco cargantes.

Así que, muy a mi pesar, esta es mi puntuación. ¿Habéis leído ya The Infinite SeaMe encantaría saber qué os ha parecido.