25 mayo, 2014

Neverwhere, de Neil Gaiman

Neil Gaiman era uno de esos autores que te persiguen por todas partes hasta que por fin lees algo suyo. Seguro que también os ha pasado, que os encontráis con algo que todo el mundo os recomienda y de lo que a menudo oís hablar. Eso es lo que me pasaba a mí con Neil Gaiman y hasta hace poquito no me decidí a leerme una de sus novelas.


Neverwhere cuenta la historia de Richard Mayhew, un hombre completamente normal (tan normal que podría estar emparentado con los Dursley) que vive en Londres con su prometida, su trabajo, y su rutina de cada día... Sin embargo, todo cambia cuando decide ayudar a una joven que está tirada en la calle gravemente herida. La joven resulta ser Door, y ni está tan herida como parecía ni es tan normal como uno se hubiera pensado. Y es que poco después de conocerla aparecen Mr. Vandemar y Mr. Croup amenazándole de muerte y, por la razón que sea, de pronto nadie lo puede ver y parece que su vida haya sido borrada de la memoria de todo el mundo. Ante esta situación, Richard decide ir a buscar a Door para que le saque de este lio y con ella descubre que además del Londres que todos conocemos, existe otro Londres bajo tierra. London Below no se rige por las mismas reglas y te puedes encontrar desde trapicheos de los más raros a gente que habla con las palomas, además de todos los peligros que te puedas imaginar (y los que no puedas también). Claro está, lo que Richard quiere es volver a London Above, pero para eso necesitará la ayuda de Door y sus colegas, y ellos ya están metidos en un buen lio.

Antes de todo, tengo que contaros algo. El libro, sobre todo los primeros capítulos, y la forma de escribir de Gaiman me recordaron muchísimo a Harry Potter y la piedra filosofal. Supongo que son estos dos Londres paralelos, pero sea lo que sea, me encantó. En seguida me enganché a la historia y cada vez tenía más y más ganas de ver qué iba a pasar y descubrir qué personaje era el malo. Es una novela que está llena de sorpresas y en la que no puedes fiarte de nadie, igual que en London Below.

“You've a good heart. Sometimes that's enough to see you safe wherever you go. But mostly, it's not.”

Neil Gaiman ha creado un Londres subterráneo que parece encajar a la perfección con el Londres real y que daría respuesta a muchos de los enigmas de esta ciudad. Explicaría, por ejemplo, los nombres de las paradas de metro, o que haya tantas que están abandonadas. Además de llenar el libro con referencias de Londres, también lo ha llenado de juegos de palabras tontos de esos que a mí me hacen tanta gracia (como que Door pueda abrir y crear puertas, sea la hija de Portico y que sean de la casa de Arch) y de personajes muy bien perfilados y muy raros, con los que me encariñé muy rápidamente.

Una de las cosas que más me gustó fue la narración. Esta fue mi primera novela suya, así que no sabía cómo escribía, pero ahora que ya he leído un par más me doy cuenta de que simplemente me gusta mucho su forma de escribir. No os sé explicar por qué, pero es sencillo y directo, y creo que podría atraer tanto a una audiencia más joven como a una mayor. 


Estoy un poco confundida, pero creo que la novela está basada en una serie de televisión que lleva el mismo nombre. Diría que, además, también hay una novela gráfica que fue editada en España. Así que hay Neverwhere para dar y tomar, pero yo de momento me quedo solo con la novela.

¿La habéis leído? Si sí, ¿qué os pareció? ¿Habéis leído algo más de Neil Gaiman?

17 mayo, 2014

#FridayReads (16.05.2014)

Parece que soy incapaz de subir un #FridayReads un viernes. 

Como seguramente ya sabéis, esta semana se está haciendo la read-a-thon Bout of Books 10, que no me está yendo demasiado bien (solo he terminado un libro y fue el lunes), y este fin de semana tengo cuatro lecturas a medias que no he conseguido terminar pero que voy a intentar avanzar tanto como pueda.


Todavía voy por el principio de The Graveyard Book de Neil Gaiman, pero me está gustando mucho. Neil Gaiman se está convirtiendo en uno de mis autores preferidos muy rápidamente y sus libros son fáciles y ágiles de leer, pero he estado tan liada esta semana que casi no he tenido tiempo para leer. No creo que lo pueda terminar este fin de semana, pero me gustaría avanzarlo. También estoy escuchando el audio libro de City of Bones de Cassandra Clare. En un par de semanas saldrá el último volumen de la saga y me muero de ganas de leerlo, así que decidí volver a leer escuchar el primero para refrescar la memoria y ver la evolución de los personajes y de la historia. Voy por la mitad y solo lo escucho cuando estoy en el metro, en la calle o a veces en casa, así que tampoco creo que lo termine antes del final de la read-a-thon.


También tengo estas dos lecturas a medias, que sí creo que voy a poder terminar. El lunes tengo examen del libro de Amélie Nothomb, así que lo tengo que leer ya sí o sí. Por suerte es muy fácil de seguir y de momento es muy interesante. De Lord of the Flies de William Golding no tengo ningún examen, pero tengo que leer un par de capítulos más para la semana que viene. De todas formas, me quedan unas 80 páginas, así que lo intentaré finiquitar ya. Además, tengo el audio libro de ambos, con lo que podría escucharlos y leerlos a la vez y así ir más rápida.

¿Qué libros estáis leyendo este fin de semana? ¿Habéis leído alguno de los que estoy leyendo yo?

11 mayo, 2014

Bajo el cielo eterno, de Veronica Rossi

Con tantas sagas juveniles del tipo distópico/posapocalíptico, a veces es difícil saber qué leer. Además, a menudo tengo miedo de que sea otra saga más parecida a algo que ya he leído antes. Llega un punto en el que algunas historias tienen tantos elementos en común con otras sagas que ni me apetece leerlas, así que intento alejarme de este tipo de novelas. Sin embargo, no puede resistirme al atractivo precio de Under the Never Sky y terminé por comprármelo.

Desde que estaba fuera había sobrevivido a una tormenta de éter, alguien la había amenazado con un cuchillo y había visto hombres asesinados. Pero esto es aun peor. Aria ha perdido su casa en la protegida ciudad de Ensoñación y sabe que sus probabilidades de sobrevivir en esta tierra agreste son mínimas. Si no son los caníbales, serán las violentas tormentas eléctricas de éter las que acabarán con su vida. Incluso el aire que respira puede matarla. Entonces conoce a un salvaje de nombre Perry. Es salvaje, un salvaje, y su única oportunidad de sobrevivir. Perry es uno de los cazadores de su tribu y ve en Aria la fragilidad que podría esperarse de una residente. Sin embargo, él también necesita su ayuda: ella tiene la llave para su propia salvación. Aria y Perry son diametralmente opuestos, pero si pretenden sobrevivir tendrán que aceptarse el uno al otro. Su improbable alianza crea un vínculo que determinará el destino de cuantos viven bajo este cielo eterno. 
El mundo que presenta Veronica Rossi es una mezcla de una distopía futurística con elementos de ciencia ficción. Aria ha vivido toda la vida en las cúpulas, unos lugares completamente seguros donde el dolor, el miedo y muchas otras sensaciones no existen. Pero a raiz de un incidente, la echan de las cúpulas al mundo exterior, que es completamente opuesto a todo lo que ella ha conocido hasta ahora: por si las tribus, los salvajes y los animales no fueran suficiente, Aria ahora tiene que vivir bajo el cielo de éter, que amenaza cada vez más con sus destructivas tormentas. Por suerte, se topa con Perry, uno de esos salvajes con los que Aria no quiere tener ningún tipo de relación, pero resulta que ambos necesitan la ayuda del otro para sobrevivir.

Así es como empieza Bajo el cielo eterno. Al principio me costó recordar quién es quién, porque se presentan muchos personajes a la vez y, encima, la mayoría tienen nombres muy poco comunes, además de que no hay ningún tipo de explicación sobre qué son las cúpulas, los smarteye, ni por qué esta sociedad vive de tal forma. Sin embargo, a medida que la novela avanza y vas aclarando las ideas, aprendes a coger cariño a Aria, Perry y los demás personajes y cada vez es más difícil dejar de leer. Sin duda alguna, uno de los puntos fuertes de la novela es los personajes. El narrador se va alternando entre Aria y Perry, con lo que podemos conocerlos y entenderlos mejor, pero los personajes secunarios son igual de interesantes y complejos que los principales. También me sorprendió mucho cómo llegan a crecer los dos protagonistas a lo largo del libro, sobre todo Aria. Al principio me pareció un poco tonta, pero cuando tuvo que enfrontarse al mundo exterior maduró muy rápidamente. Perry también crece como persona a lo largo de la historia, él gracias a Aria.
She looked up. “A world of nevers under a never sky.”
She fit in well then, he thought. A girl who never shut up.
Como no podía ser de otra forma, entre estos dos personajes se acaba desarrollando una relación romántica. Es aquí donde suelen fallarme este tipo de novelas, pero en este caso también me sorprendió positivamente. El romance, aunque importante en la historia, no es el tema principal, lo que me encantó. Además, me pareció que estaba muy bien logrado y que la autora había conseguido que se desarrollara de una forma muy real y creíble.

Como podéis ver, Bajo el cielo eterno me ha gustado mucho. No es una de mis preferidas ni es perfecta, con lo que no le pudo dar cinco estrellitas, pero aun así os la recomiendo mucho y yo en cuanto pueda leeré el segundo tomo de esta trilogía.

Ya que estamos, quería comentaros el nivel de dificultad del libro en inglés. El idioma en sí es fácil de seguir y si ya estáis acostumbrados a leer en inglés no deberías tener problemas, pero si no es el caso seguramente os recomendaría que lo leyerais en español. La autora usa palabras poco frecuentes para hablar de algunas de las realidades que se introducen en el libro y yo iba bastante perdida al principio de la novela. De todas formas, como ya os he comentado, lo venden en The Book Depositoy por 3,76 €, así que vale la pena mirárselo.

¿Habéis leído Bajo el cielo eterno? ¿Qué os pareció?