08 septiembre, 2014

Fangirl, de Rainbow Rowell

Hace poco os hablé de Un beso en París, que me robó el corazón hace dos años (ejem-Étienne-ejem) cuando lo leí por primera vez. Desde entonces he leído otros libros de literatura juvenil romántica (Lola y el chico de al lado, Isla and the Happily Ever After, algunos de la Dessen, Eleanor and Park, A todos los chicos de los que me enamoré, The Duff, etc.) y ninguno se le ha acercado. Y aunque no puedo decir que Fangirl me haya gustado tanto como Un beso en París, se le acerca mucho. Para mí, fue uno de esos libros que no puedes dejar de leer, porque cuando lo haces, no puedes evitar pensar en él. Así que me puse a leer y con la tontería de “un capítulo más” lo terminé a las seis de la mañana.


Fangirl sigue el primer año de universidad de Cath y Wren. Son gemelas y mejores amigas y han compartido habitación, ropa y confidencias toda la vida. Pero ahora que empiezan la universidad, Wren quiere conocer a gente nueva, ir a fiestas, divertirse, tener una compañera de habitación nueva... mientras que a Cath le encantaría seguir viviendo con su hermana y continuar concentrándose en escribir fanfiction sobre Simon Snow (el protagonista de una saga de ocho libros sobre las aventuras de un estudiante de una escuela de magia). A medida que avanza el curso escolar, Wren se aleja cada vez más de Cath y esta tiene que apañárselas como puede. Eso de socializar nunca ha sido su fuerte, y que Reagan, su compañera de habitación, sea más bien grosera no ayuda demasiado. Pero por suerte le encanta su clase de escritura y Levi, el amigo de Reagan, es muy majo.


In new situations, all the trickiest rules are the ones nobody bothers to explain to you. (And the ones you can't Google.)

Cath es un poco la friki, la súper fan de Harry Potter Simon Snow, introvertida... Y esto es lo que diferencia a Fangirl de los demás libros de este género. Si estáis leyendo esta reseña, lo más probable es que podáis entender a Cath y os podáis sentir identificados con ella. Supongo que, de una forma u otra, todos nosotros formamos partes de fandoms, ya sea porque somos Potterheads o Nerfighters o lo que sea, pero vaya, que no es un concepto nuevo. Para nada. Esto me ha permitido sentirme muy identificada con Cath, seguramente igual que os pasaría a vosotros, y encariñarme con ella a medida que avanza la historia y que sale de su caparazón para hacer amigos, enfrentarse a nuevos retos y puede que hasta enamorarse.

Por suerte, los demás personajes son igual de reales y ver las relaciones que se crean entre ellos y cómo esto afecta a la trama fue todo un placer. Además, es muy entretenido ver cómo reaccionan al nivel de fangirlismo (?) de Cath con Simon Snow, algo que más de uno habréis vivido en algún momento u otro (o a menudo). Y, como no podía ser de otra forma, el romance no falta en Fangirl, pero ni es el aspecto principal del libro ni resulta empalagoso.

En resumen, Fangirl es una lectura recomendada al 100 %. Incluso si no sois tan frikis como Cath, incluso si no os gustan este tipo de novelas, Fangirl se lo vale. Y, además, pronto se publicará en España, así que ya nadie tendrá excusa ;)


2 comentarios:

  1. A pesar de que podía tener varios puntos en común con la protagonista de esta novela no conecté muy bien con ella, y me aburría mucho los trocitos de fanfiction que incluía... me gustó mucho más eleanor&park! Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Tengo muchísimas ganas de leer a este autor!!
    Gracias por la reseña!
    Un besito desde http://lalectoradurmiente.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar