19 marzo, 2014

Destrózame, de Tahereh Mafi

Hace ya algunas semanas se publicó la tercera y última entrega de la saga Destrózame, de Tahereh Mafi, y desde entonces parece que no se hable de otro libro. Aunque había oído hablar de ellos, es una saga que nunca me había interesado especialmente (pero sí le tenía echado el ojo a las portadas), pero entre la locura del tercer tomo y que me enteré que Tahereh Mafi está casada con Ransom Riggs (el de El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, que acabo de empezar), me picó la curiosidad y acabé por leerme el primer libro, Destrózame, que, además, acaba de salir a la venta en España gracias a Oz editorial.

¡Aviso! Este es el resumen de la contraportada. Aunque me parece apropiado copiarlo en esta entrada, os recomiendo que lo ignoreis para evitar espóilers.
Juliette no ha tocado a nadie desde hace exactamente 264 días. La última vez que lo hizo, mató a alguien ocurrió un accidente. Ahora está encerrada por asesinato y en constante estudio por el gobierno en el poder: el Restablecimiento. El mismo que prometió a sus ciudadanos solucionar el desastre que Juliette observa a travé s de su ventana: no hay pájaros en el cielo, los árboles ya no existen, la gente muere por enfermedad y los supervivientes susurran «guerra».Pero un día, llega un compañero de celda, Adam, y Warner, el hijo del líder del gobierno se obsesiona con ella. La situación de Juliette cambiará hasta límites insospechados, obligándola a tomar una decisión: ser un arma o convertirse en una guerrera.
Destrózame es otra una distopía futurística. Juliette tiene 17 años y, por una razón que no conocemos, lleva 264 días encarcelada, completamente sola y en unas condiciones inhumanas. En este tiempo, no ha hablado con nadie, ni ha tocado a nadie, y empieza a creerse lo que siempre le han dicho: que es un monstruo y está loca. Todo cambia cuando llega su nuevo compañero de celda, Adam, que en realidad no es ningún preso común y que la sacará de su celda, lo que hará que tenga que enfrontarse a lo que queda del mundo que ella conocía.
I spent my life folded between the pages of books.
In the absence of human relationships I formed bonds with paper characters. I lived love and loss through stories threaded in history; I experienced adolescence by association. My world is one interwoven web of words, stringing limb to limb, bone to sinew, thoughts and images all together. I am a being comprised of letters, a character created by sentences, a figment of imagination formed through fiction.
El gran punto fuerte de la novela es sin duda la voz de Juliette. Está escrita en primera persona y la autora hizo un muy buen trabajo dando vida a los pensamientos de la protagonista. Sin entrar en detalles, solo diré que se puede entender casi a la perfección qué y cómo piensa Juliette y creo que muchos lectores podrán sentirse reflejados en este aspecto. También hay muchos elementos que se repiten y unas cuantas metáforas (no de esas que te hacen pensar "¡Jo, la autora se quiere hacer la interesante!") muy bien puestas que acompañan la historia de maravilla.

En cuanto a los personajes en sí, Juliette y Adam no acabaron de convencerme. Me cayeron muy bien cuando estaban recluidos en su celda, pero me decepcionó ver cómo se adaptaron a la realidad en cuanto avanzó la historia. En cambio, me pasó lo contrario con Warner, otro de los personajes principales: al principio no me gustaba demasiado, pero cuando se complicaron las cosas y empezamos a ver cómo es realmente, resultó ser mucho más interesante. De todas formas, me pareció que los personajes secundarios estaban mucho mejor conseguidos que los principales, sobre todo Kenji y James, que me sacaron una sonrisa (o una carcajada) en más de una ocasión.

Otro punto clave de la novela, que supongo que se desarrollará más a lo largo de la saga, es el romance. Aquí, otra vez, me quedé un poco decepcionada. Aunque en general me gustó, a veces tuve la sensación de que era iba todo muy rápido. Esperemos, como mínimo, que no se convierta en un triangulo amoroso en los próximos libros.


En resumen, fue una lectura rápida y entretenida, con una historia interesante y fácil de seguir, aunque no la más original. ¿Lo recomendaría? Sí, a los fans de trilogías centradas en un futuro distópico con mucha acción y mucho romance. ¿Leeré yo la siguiente entrega? Supongo que sí, porque ya he empezado la saga y tengo curiosidad por saber cómo se desarrolla la historia y, lo más importante, porque ahora quiero saber por qué se ha vuelto loco todo el mundo con el tercer libro. De todas formas, no puedo darle más de tres estrellitas.



2 comentarios:

  1. Me ha encantado tu blog! Ya te sigo! No soy mucho de este tipo de lecturas, pero tu reseña me ha hecho querer darle un vistazo :D
    Saludos, un beso!

    ResponderEliminar
  2. sara ya lo ha leido, y yo espero a ver si continuaran con la saga en español
    __cuchus__

    ResponderEliminar