20 abril, 2013

Ciudad de Hueso, de Cassandra Clare


“If you were half as funny as you think you are, you'd be twice as funny as you are now.” 
En el Pandemonium, la discoteca de moda de Nueva York, Clary sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jóvenes cubiertos de extraños tatuajes. Desde esa noche, su destino se une al de esos tres cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar a la tierra de demonios y, sobre todo, al de Jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota…
A veces, con la literatura juvenil tengo la sensación de estar leyendo más de lo mismo. Una chica normal de 16 años que a. descubre una realidad paralela a la nuestra y/o b. se convierte en la heroína de su sociedad y salva el mundo. Además, siempre acaba con el chico guapo (y muchas veces malo) y bla bla bla. Simplemente, no me apetece leer otro libro con la misma historia y con personajes muy parecidos. Aun así, después de ver/leer muchas reseñas sobre libros de este género, a veces me dan ganas de leer alguno de ellos y termino comprándolos. Esto es lo que me pasó en verano con este libro: lo descargué en agosto, pero tardé ocho meses en empezarlo porque me daba miedo de que no me gustara. Bueno, y porque el chico sin camiseta de la portada (en la mayoría de ediciones) me desconcertaba. Pero...

Ciudad de Hueso me enganchó desde el principio. Está lleno de acción, es entretenido, hay diálogos sarcásticos, los personajes son interesantes... Lo leí en tres días, lo disfruté mucho y tengo ganas de leer el segundo libro de la saga.

El mundo que ha creado Cassandra Clare esconde criaturas muy curiosas, como demonios, hombres lobo y vampiros, pero también se nos presentan unos seres de creación propia de la autora: los cazadores de sombras, que parecen humanos pero son más poderosos que nosotros. Se trata de un colectivo misterioso, con una historia confusa que se nos irá desvelando a lo largo del libro.

Clary, la protagonista de la historia, es una chica normal de 15 años (pero, claro, cumple los 16 en la novela) que de pronto se ve inmersa en el mundo de los cazadores de sombras y tiene que aprender a adaptarse a este y descubrir cual es su papel. Como era de esperar, conoce a un chico por el que pronto se sentirá atraída. Este es otro aspecto que me suele molestar, pero en este caso el chico me cayó bastante bien y no me importó que se le diera tanta importancia al romance.

"Is this the part where you start tearing off strips of your shirt to bind my wounds?"
"If you wanted me to rip my clothes off, you should have just asked."


Lo que sí me ha molestado bastante es que tengo la sensación de no haber acabado de entender algunos aspectos de este mundo que resultan bastante importantes en la historia. Rondando las 500 páginas, creo que se podrían haber evitado algunas descripciones un poco precipitadas y poco claras, pero supongo y espero que en los siguientes libros se aclararán estas dudas. Aun así, la forma de escribir de la autora me gustó y su estilo era fácil de seguir, fluido y muy visual, perfecto para imaginarte los personajes y sus aventuras.

Esta es mi puntuación final: 3,5. Como ya he dicho, me gustó, me lo pasé bien leyéndolo, continuaré con la saga y lo recomendaría a alguien que quiera leer algo del estilo, pero no es libro que me haya encantado, hay algunas cosas que me decepcionaron un poco y, sobre todo, el final me cabreó bastante.

08 abril, 2013

Weird Things Costumers Say in Bookshops

Vi este libro por casualidad hace un par de días en La Central de la calle Mallorca y después de hojearlo un poco tuve que comprarlo.

Qué tienda tan bonita, por cierto. Hasta hace dos días solo me había fijado en las estanterías con literatura en inglés que hay en la entrada, pero la tienda es enorme. Además, el piso de arriba está lleno de libros con ilustraciones, libros sobre idiomas y libros (como el que compré) y... bueno, en realidad no lo sé porque tenía prisa y no pude entretenerme, pero me encantó. Tengo que volver otro día con más calma a mirármelo todo bien.

A lo que iba. Weird Things Costumers Say in Bookshops, de Jen Campbell, es un libro de unas 120 páginas que recoge diálogos curiosos de distintas librerías en todo el mundo.

A John Cleese Twitter question ['What is your pet peeve?'], first sparked the 'Weird Things Customers Say in Bookshops' blog, which grew over three years into one bookseller's collection of ridiculous conversations on the shop floor. 
From 'Did Beatrix Potter ever write a book about dinosaurs?' to the hunt for a paperback which could forecast the next year's weather; and from 'I've forgotten my glasses, please read me the first chapter' to'Excuse me... is this book edible?'
This full-length collection illustrated by the Brothers McLeod also includes top 'Weird Things' from bookshops around the world.
El libro es cortito y rápido de leer, además de ser muy divertido si te lo tomas a la ligera. Sino, puede resultar deprimente al ver el descaro y la poca cultura de algunas personas. Para que os hagais una idea del tipo de diálogos que incluye, os dejo aquí algunos de mis preferidos:

COSTUMER: Doesn't it bother you, being surrounded by books all day? I think I'd be paranoid they were all going to jump off the shelves and kill me.
BOOKSELLER: ...

COSTUMER: Do you have any books on the dark arts?
BOOKSELLER: ... No.
CUSTOMER: Do you have any idea where I could find some?
BOOKSELLER: Why don't you try Knockturn Alley?
CUSTOMER: Where's that?
BOOKSELLER: Oh, the centre of London.
CUSTOMER: Thanks, I'll keep my eyes peeled for it.

CUSTOMER: What books could I buy to make guests look at my bookshelf and think: 'Wow, that guy's intelligent'?
Es un libro para desconectar un rato y reírte, y tengo muy claro que me compraré la segunda parte en algún momento.